Buscar:
Edición:
Investigaciones
Altruismo, Visión, Empoderamiento, Confianza y Servicio del Líder Sirviente
03-Abr-2019
Altruismo, Visión, Empoderamiento, Confianza y Servicio del Líder Sirviente
¿Por qué Necesitamos la Gestión de la Calidad?
20-Mar-2019
Pensamiento Estratégico vs. Pensamiento Táctico
06-Mar-2019
El Líder Sirviente
26-Feb-2019
Herzberg y la Motivación
19-Feb-2019
Ver más
Ricardo Pino
03-Abr-2019
Altruismo, Visión, Empoderamiento, Confianza y Servicio del Líder Sirviente
Existen diversos tipos de liderazgo, muchos con características diferenciadas y determinadas cualidades que se reflejan en el comportamiento del líder y su relación con sus subordinados.
Altruismo, Visión, Empoderamiento, Confianza y Servicio del Líder Sirviente

Los estilos de liderazgo pueden parecer idealista y teórico, lo que probablemente se deba a la forma como ha sido presentado. Un líder no es 100% transformacional, transaccional o sirviente, sino una mezcla de los tres estilos y de otros más como:

Altruismo: Consiste en abandonar el propio interés y tener real preocupación por el bienestar de otros. El altruismo suele involucrar el sacrificio personal. El comportamiento del líder se centra en que los demás se beneficien de las oportunidades de desarrollo que pueda brindar la organización. Sin embargo, no es un sacrificio doloroso, sino gozoso, ya que al desarrollar a otros el líder recibe, también, el beneficio de contar con un equipo de trabajo más preparado y competitivo.

Visión: El líder sirviente se enfoca en el individuo, mira hacia el futuro y utiliza el pasado como fuente de aprendizaje. Mira el potencial que tienen los demás y los ayuda a desarrollarlo. La visión del líder fortalece la confianza de los subordinados por la creencia de que todos pueden ayudar a alcanzar las metas trazadas. El líder se enfoca en el potencial del subordinado y lo ayuda a enfocarse y a descubrir su talento, estableciendo un plan de desarrollo con él. Ayuda a los seguidores a desarrollar sentimiento de propósito, dirección, y dignidad. En un sentido amplio, el líder sirviente enriquece las vidas de sus subordinados, ayudándolos a convertirse en mejores seres humanos y llevándolos a ser mejores de lo que nunca fueron. Pensar y trabajar considerando el largo plazo permite construir una barrera para protegerse de los vaivenes de corto plazo o de las oportunidades efímeras, que muchas veces distraen a la organización de alcanzar el objetivo principal.

Confianza: El líder sirviente empodera a los seguidores, quienes se sienten en libertad de, a su vez, servir la organización, así como a la gente que la compone. Tener un comportamiento íntegro y mostrar real interés en los demás es imperativo para desarrollar una relación de confianza duradera, volviéndose esta un elemento clave de la cultura organizacional, ya que, con la confianza se crea un ambiente de apertura, en el que cada uno tiene igual voz y puede trabajar colaborativamente con los demás. Confiar en el subordinado significa creer en el potencial que este tiene para desarrollar. El líder sirviente se manifiesta como una persona íntegra, haciendo lo que dice que va a hacer. El líder sirviente modela la confianza por la forma como aconseja y actúa con los demás. Los trabajadores tienen confianza para hablar y para actuar, pueden experimentar sin temor a las consecuencias de un fracaso. Los errores son considerados parte del aprendizaje y un resultado esperado cuando se practica la mejora continua.

Empoderamiento: No existe liderazgo sirviente si no se comparte el poder. Dar poder al trabajador implica saber escuchar con efectividad las sugerencias que estos den, logrando que el personal se reconozca importante, poniendo énfasis en el trabajo en equipo. Otra forma de empoderar es enseñando y desarrollando personas. La satisfacción del líder sirviente viene por el desarrollo de su equipo, mientras mantiene la responsabilidad por el logro delos resultados. Los líderes sirvientes conocen a sus subordinados y entienden sus necesidades, ponen énfasis en el servicio y tienen un enfoque holístico hacia el trabajo, el desarrollo de su personal y consideran que la toma de decisiones puede ser compartida con quienes demuestren capacidad para ello. De esta forma identifican y desarrollan  nuevos líderes. El líder empodera a los subordinados a encontrar su propio camino y los ayuda en este proceso. Empoderar significa clarificar las expectativas, metas y responsabilidades de los subordinados. Más importante aún, significa ayudar a las personas a crecer y progresar. Significa relajar el control, en la medida de lo posible y permitir que los subordinados se hagan cargo de la mayor cantidad de situaciones para las que demuestren potencial.

Servicio: Implica escoger el interés de los otros por encima del interés propio. El líder sirviente es, en primer lugar, servicial, quien ve la vida como una misión de servir a los demás. Al aceptar servir, el líder acepta responsabilidad por los demás, involucrándose con ellos de manera auténtica. Para comportarse de esta manera se requiere una buena dosis de generosidad. Esta actitud es la que uno espera de los líderes con más experiencia, que brindarán soporte a los jóvenes en formación, identificando las necesidades particulares de cada uno de sus seguidores. Con el ejemplo, el líder muestra a otros cómo servir y modela el comportamiento de sus seguidores a través de su propio comportamiento y estilo; es decir, lideran haciendo, lo que inspira y motiva a los demás. Cuando esta actitud ejemplar está establecida, el servicio ofrecido tiende a engendrar más servicio y se llega a convertir en un principio maestro, un círculo virtuoso de servicio y más servicio en la organización.

Los resultados que puede lograr un líder sirviente ameritan ser estudiados y hay interés en la academia por conocer más de este tipo de líder, así como de desarrollar estas cualidades en los líderes del mañana. Mayor información se puede encontrar en la página web del Center for Servant Leadership, www.greenleaf.org.

Ricardo Pino
Imagen de la sección

El profesor Ricardo Pino es Doctor of Business Administration, Maastricht School of Management, The Netherlands. Doctor en Administración Estratégica de Empresas, Pontificia Universidad Católica del Perú. Master of Philosophy, Maastricht School of Management, The Netherlands. Magíster en Administración, Universidad del Pacífico, Perú. Ingeniero Industrial, Pontificia Universidad Católica del Perú. Diplomado en Gestión e Ingeniería de la Calidad, Pontificia Universidad Católica del Perú. Certified Quality Engineer, American Society for Quality (ASQ-USA). CPCL Harvard Business School, Boston, USA.

Lo más leído

Developed by VIS