Buscar:
Edición:
Investigaciones
Con la Licencia de Estudiantes y Padres
26-Jun-2019
Amos de Caza
14-Jun-2019
La Hora del Lonche
22-May-2019
El Trabajo del Día
02-May-2019
El Trabajo del Día
No Habrá Prosperidad sin Solidaridad
24-Abr-2019
Ver más
Rolando Arellano
02-May-2019
El Trabajo del Día
En América Latina, y de manera especial en Perú, los trabajadores dependientes y estables no son mayoría; más bien, son aquellas personas cuyos ingresos dependen del esfuerzo de cada día para conseguirlos. Por ejemplo, en Perú, 40% aprox. de trabajadores son independientes; y por otro lado, una gran parte de los trabajadores dependientes tienen sus propios negocios u otros trabajos. Ante esta realidad, muchos de ellos aprovecharon el Día del Trabajo para laborar en sus negocios u otros oficios. Por lo tanto, para conmemorar el Día del Trabajo y hacer realidad este festejo, como imaginaron los fundadores de la fiesta, sería justo incluir de manera explícita a todos los trabajadores del Perú.
El Trabajo del Día

Mientras que el 1 de mayo el mundo celebró el esfuerzo de las personas que tienen un trabajo dependiente, aquí debiéramos agradecer también a los millones de trabajadores que diariamente deben conseguir un trabajo que les permita sobrevivir y crecer. A aquellos que viven del trabajo del día. Veamos.

Como todos sabemos, el Día del Trabajo es una celebración destinada a reivindicar los derechos de los trabajadores frente a sus patronos. Ello implica que festejan aquellos que tienen un empleo en una empresa o institución donde otros son los dueños, como sucede con la mayoría de trabajadores en el mundo desarrollado. Bien por ellos, porque con sus luchas pararon los inmensos abusos que se dieron al comienzo de la era industrial.

Pero en América Latina, y de manera especial en el Perú, sucede que esos trabajadores dependientes y estables no son mayoría, y más bien lo son las personas cuyos ingresos dependen del esfuerzo de cada día para conseguirlos. El gasfitero que diariamente está en su esquina esperando que algún cliente lo llame para arreglar un desperfecto, el vendedor que en su quiosco espera cada día a que le compren muchos diarios, o el obrero agrícola que cada mañana espera que lo escojan para la cosecha, tienen un trabajo muy distinto al que imaginaron los fundadores de esa fiesta.

¿Merecen ellos festejar este día? Algunos dirán que no se debe festejar la inseguridad en la que viven, sin entender que es justamente por eso que se debe reconocer su esfuerzo. Lo cierto es más bien que ellos tienen más derecho para hacerlo, por su doble valor de trabajar y a la vez generar trabajo para sí mismos o para otros. Y si logran crecer, quizá agasajarán a “sus” trabajadores el próximo 1 de mayo.

¿Y realmente lo festejan? Algunos lo hicieron, como autorrecompensa por todo el esfuerzo que realizan. Pero también hubieron muchos que no lo hicieron, por dos grandes motivos. Unos, porque el día en el que los otros no trabajan tienen menos ingresos, y al no haber pasajeros, el chofer de la combi no podrá pagar su cuota diaria y, al no haber clientes para el desayuno que vende en el paradero, la señora no podrá comprar el uniforme para sus hijos. Otros, porque ese día aprovecharán para trabajar más, atendiendo a su clientela en el pequeño restaurante con el que mantienen solos a su familia, transportando a más señoras en su taxi o haciendo paseos a grupos en su chalanita. Ya descansarán después.

En fin, como en tantos temas donde nuestra sociedad es muy distinta a la de los países desarrollados, sería justo que la celebración del 1 de mayo incluya de manera más explícita a todos los trabajadores del Perú, y no solo a los que tienen un empleo estable y dependiente.

En el Perú cerca del 40% de trabajadores son independientes; asimismo, una gran parte de los trabajadores dependientes tienen sus propios negocios u otros trabajos. En ese sentido, de esta cantidad de trabajadores muchos de ellos aprovecharon el día del Trabajo para laborar en sus negocios u otros oficios.

Nota. Tomado de El Comercio y Tomado de Radio Programas del Perú.

Rolando Arellano
Imagen de la sección

El profesor Rolando Arellano es Doctor de Estado en Mercadeo Cuantitativo de la Universidad de Grenoble, Francia; Magíster en Administración de ESAN y Licenciado en Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Developed by VIS