Buscar:
Edición:
Artículos
02-Jul-2019
La Ética y el Buen Liderazgo como Base para la Sostenibilidad Empresarial
En una crisis de valores como la que vivimos actualmente en nuestro país, cabe regresar a preguntarnos por qué las empresas han dejado de ser éticas, o por qué los directivos se dejan seducir por la avaricia, el poder y la ambición. Por tanto, resulta importante preguntarnos por qué las empresas no son éticas, y la respuesta solo la podremos saber conociendo quiénes, y con qué políticas y prácticas las dirigen, es decir si dirigen de manera ética o no ética.
La Ética y el Buen Liderazgo como Base para la Sostenibilidad Empresarial

Todas las empresas desean ser mejores, crecer y sobre todo ser sostenibles en el tiempo. Sin embargo, para alcanzar la sostenibilidad empresarial lejos de pensar únicamente en la búsqueda de rentabilidad a corto o largo plazo, el punto de partida será siempre tener un buen liderazgo, con líderes que tomen buenas decisiones para la empresa y para sus stakeholders en el día a día. Solo con ética, transparencia, disciplina y respeto por el otro, será posible tener una empresa limpia. Esta es la principal credencial que permite a las empresas ser fuertes y sostenibles en el tiempo.

En una coyuntura de crisis de valores como la que vivimos actualmente en nuestro país, cabe regresar a preguntarnos por qué las empresas han dejado de ser éticas, o por qué los directivos se dejan seducir por la avaricia, el poder y la ambición. Por tanto, resulta importante hacer una reflexión y preguntarnos por qué las empresas no son éticas, y la respuesta sólo la podremos saber conociendo quiénes y con qué políticas y prácticas las dirigen, es decir si dirigen de manera ética o no ética. La ética se evidencia todos los días, en la práctica, pues son los directivos quienes deciden si solo van a cumplir la ley, van a evadirla o van a realizar acciones más allá de lo que la ley obliga y en beneficio de la empresa y de sus grupos de interés, es decir si van a generar “valor compartido” o un “ganar- ganar” para la empresa y sus grupos de interés.

Para entender el real significado de la sostenibilidad empresarial cabe recordar que el concepto implica un compromiso ético y voluntario de la empresa y sus directivos hacia los grupos de interés pero también hacia el medio ambiente, “la casa común”. En esta lógica, las empresas e instituciones tienen que entender que pueden y deben desenvolverse como ciudadanos corporativos y ofrecer un aporte a la sociedad, cumpliendo un rol, con una misión y visión y claro está, también generar rentabilidad, pero de la mejor manera.

El muy conocido caso de la ex empresa Odebrech y toda la gestión oculta de un sistema de corrupción que implicó diversos grupos de interés: gobierno, otras empresas, etc.; sabemos que terminó en una situación de crisis ética con un impacto no sólo para la empresa sino para diversos grupos de interés. Todo ello originado sin lugar a dudas por los directivos, en este caso, el propio socio fundador, el señor Marcelo Odebrech. Las preguntas siempre sobran: ¿necesitaba esta empresa más dinero?, ¿por qué querían ganar más?, todo ello hay final sólo nos hace reflexionar y comprender que la ética es un mecanismo que nos garantiza un buen ejercicio empresarial. La ética es rentable en largo plazo, nos genera confianza y por ello nos ofrece la verdadera rentabilidad, generar valor a la empresa. Todo ello es el secreto para la sostenibilidad. La mejor herencia que puede dejar un empresario es crear una empresa sólida en valores y principios, lo cual le permita garantizar un estado de bienestar a largo plazo. Las empresas fuertes sobreviven a las personas, pero son sus líderes y la continuidad de sus buenos líderes quienes les permiten la sostenibilidad en el tiempo.

Si desea comunicarse con la profesora e investigadora de CENTRUM PUCP, Julianna Ramirez Lozano, escribir a: jramirez@pucp.edu.pe

Lo más leído

Developed by VIS