Buscar:
Edición:
Índices
07-Jun-2019
La Inversión de Gasto en Innovación y Desarrollo es de Solo un 0.12% del PBI
“La inversión de gasto en innovación y desarrollo es de solo un 0.12% del PBI. Hace tres años estábamos en 0.16. Evidentemente, tenemos aquí un reto de por medio y una oportunidad de mejora, si queremos crecer sostenidamente”, sostuvo Kurt Burneo sobre los resultados del Ranking de Competitividad Mundial 2019.
La Inversión de Gasto en Innovación y Desarrollo es de Solo un 0.12% del PBI

El pilar de Infraestructura del Ranking de Competitividad Mundial 2019 mide el grado en que los recursos básicos, tecnológicos, científicos y humanos se satisfacen a través de cinco factores: infraestructura básica, infraestructura tecnológica, infraestructura científica, salud y medio ambiente, y educación. En esta nueva edición, el top three está conformado por los mismos países que del año pasado y está liderado por Estados Unidos con 94.6 puntos, respaldado en los factores infraestructura tecnológica, y salud y ambiente. Suiza se ubicó en el segundo puesto con 92.8 puntos y Dinamarca en el tercero con 91.22 puntos.

En la región, Chile continuó siendo el líder a pesar de caer cuatro posiciones (de la 43 a la 47) y en puntaje (49.67 a 47.44 puntos) con respecto al año pasado. Le sigue Argentina, que se ubicó en el puesto 51, cuatro posiciones menos que el año pasado a pesar de que mejoró ligeramente en puntaje por los factores de infraestructura tecnológica y educación. En el tercer lugar se encuentra Brasil, que retrocedió dos posiciones a pesar de incrementar su puntaje ligeramente, alcanzando 41.8 puntos por el mejor desempeño en el factor infraestructura básica. En el cuarto lugar se encuentra Colombia, como el único que mejoró en posición (de la 58 a la 56), aunque aumentó ligeramente en puntaje (de 34.4 a 38.1 puntos). Esta mejora es explicada por la mejora en infraestructura básica e infraestructura tecnológica, aunque sigue presentando bajos indicadores en los otros tres factores. En el quinto lugar se encuentra México, que siguió presentando resultados a la baja, cayendo dos posiciones y llegando al puesto 57 debido al bajo desempeño en los factores infraestructura básica y tecnológica, salud y ambiente, y educación.

Por su parte, Perú sigue ubicándose, por tercer año consecutivo, antepenúltimo de la lista general, es decir en el puesto 61 de 63 países. Este es pilar más crítico para nosotros porque se registra un ligero incremento en puntaje (de 30.77 a 31.67 puntos), pero sin ningún efecto significativo en la posición final. Este pobre resultado es explicado por el bajo desempeño en los cinco factores evaluados. En el factor infraestructura básica, el puntaje alcanzado es mayor y subió al puesto 54, cuatro posiciones más que en la edición previa. Lo mismo sucede con el factor salud y ambiente, cuyo puntaje se incrementó de 36.2 a 42.7 puntos, pero cayó tres casillas pasando a la 51. Por otro lado, en el factor infraestructura tecnológica se mantiene la misma posición 61 de 63 países, a pesar de que el puntaje se incrementó de 27.6 a 36.1. Lo mismo sucede con el factor infraestructura científica, en el que se siguió manteniendo en el puesto 61, pero con un mayor puntaje (de 21.8 a 31.0 puntos).

Los resultados alcanzados en esta nueva edición con respecto a los de 2008, indican que no se ha mejorado en ninguno de los factores. En todos los factores evaluados, Perú se ubica en las últimas posiciones. Esto remarca la gran importancia de aumentar la inversión pública de manera eficiente en infraestructura básica, tecnológica, científica, así como los relacionados con educación, y salud y ambiente.

Como la evaluación es relativa con respecto a los otros países, se puede decir que el avance mostrado en los factores evaluados no ha sido superior a los resultados que alcanzan los demás países. Por lo que, no podemos salir de las últimas posiciones desde hace años a pesar del crecimiento económico que el Perú tuvo en años posteriores a la crisis financiera de 2009. Asimismo, la no mejora en este pilar se puede explicar por la ineficiencia en el gasto público y el poco control en las ejecuciones del presupuesto anual. Desde el 2008 este pilar ha mostrado sus peores resultados en los factores infraestructura tecnológica e infraestructura científica, debido a la baja inversión que hace el Gobierno en el desarrollo de la investigación y la ciencia.

Al evaluar la evolución de los puntajes que el Perú ha registrado en todas las ediciones pasadas desde 2008, se encuentra que no ha supera los 20 puntos hasta el 2015. Además, se destaca que comenzó a recuperarse en puntaje desde el 2015, alcanzando su máximo valor de 31.67 puntos en el año actual. Sin embargo, este incremento no se traduce en una mejora posicional desde hace 10 años. La mejor posición que alcanzó fue la 49 en 2009. Dada toda esta evidencia, se remarca la gran necesidad de mejorar en este pilar por ser considerado base para alcanzar una mayor productividad y eficiencia.

Asimismo, Kurt Burneo indicó que “tenemos una oportunidad de mejora. Sin embargo, estamos perdidos en discusiones de corto plazo a pesar de saber que sólo  creceremos alrededor del  3.2% este año, siempre limitados por el producto potencial  a crecer hasta un máximo de 4%, siendo  la infraestructura en la forma de capital físico un determinante de dicho producto”.

Por otro lado, manifestó que “tan importante como crecer es que ese crecimiento sea sostenido y para ello, depende mucho de las mejoras que se haga en infraestructura”, agregando que “la infraestructura, es la base material y fundamental para la creación de valor”.

Lo más leído

Developed by VIS