Buscar:
Edición:
Investigaciones
Lecciones para Emprender
03-Abr-2019
Lecciones para Emprender
Ver más
Gregory Scott
03-Abr-2019
Lecciones para Emprender
El desafío determinante al iniciar un emprendimiento es la identificación de un problema importante para el cliente y su solución. Es fundamental no enamorarse de algo que no tiene potencial, esto es incluso más importante que el financiamiento.
Lecciones para Emprender

En los últimos años se han llevado a cabo iniciativas con el propósito de apoyar el desarrollo de emprendedores en el Perú, lo que nos deja lecciones de esos esfuerzos para aprovecharlas al máximo.

El desafío determinante al iniciar un emprendimiento es la identificación de un problema importante para el cliente y la idea para solucionarlo. Es fundamental no enamorarse de algo que no tiene potencial, esto es incluso más importante que el financiamiento.

Muchos emprendedores tenían experiencia en el sector donde lanzaron su negocio, de esta manera encontraron las fallas del mercado y tuvieron la posibilidad de contactarse con proveedores, distribuidores y hasta nuevos clientes; ahorrando tiempo (su recurso más es-caso) en lugar de iniciar desde cero y esperar a estar en condiciones de lanzar su empresa.

La tercerización es una clave del éxito operacional. Por ejemplo, Comparabien no tiene ningún banco, Fandango no tiene ningún cine, pero aprovechan la infraestructura de empresas ya existentes para reunir clientes y ofertas de productos y/o servicios.

Un buen equipo se caracteriza por su complementariedad y un verdadero ambiente de apoyo requiere de feedback  honesto. Es decir, lo que se necesita es un espacio caracterizado por una retroalimentación franca, pero constructiva que nutra la identificación y ponga en marcha los negocios.

El mercado peruano es pequeño para un emprendimiento escalable. Debido a eso, varios emprendedores locales han aprovechado la Alianza del Pacífico para expandir sus operaciones hacia Chile, Colombia y México, mercados que representan a más de 180 millones de personas.

Asimismo, ya no estamos en la fase inicial de emprendimientos escalables en el Perú. Hace pocos años había muy poco o nada de desarrollo, ahora es muy probable que la idea que uno tiene en mente ya exista en el mercado.

El volumen de ventas a través de transacción simple requiere más tiempo y es más difícil de lograr. Un emprendimiento escalable B2B puede llegar al punto de cubrir sus costos en 6 meses mientras que un B2C demora hasta 18 meses o más.

El emprendimiento escalable implica un proceso de aprendizaje, de ajuste, y de descarte de ideas para precisar exactamente la que cumple con las necesidades de los clientes. En ese sentido, el éxito no es inmediato, sino que requiere permeancia y persistencia.

Nota. Publicado en el Diario Gestión

Gregory Scott
Imagen de la sección

El profesor Scott es Ph. D. en Economía Agrícola con especialización en Agricultura Internacional, y con estudios en Organización Industrial y Marketing de la Universidad de Wisconsin-Madison, EE.UU. Licenciado en Economía de la Pontificia Universidad Católica del Perú. M.A. en Filosofía, Política y Economía de la Universidad de Oxford, Inglaterra. B.A. en Historia y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Notre Dame, EE.UU. Certificat des Études Françaises, Université de Grenoble, Francia.

Developed by VIS